lunes, 20 de septiembre de 2010

Dylan, mi obra y mas de 4000 visitas.

Ayer volví a ver el increíble documental de Martin Scorsese No Direction Home: Bob Dylan. Vaya, es toda una obra inconmensurable acerca de la vida de Dylan, desde sus inicios allá en Minnesota hasta mediados del año 65 donde en pleno concierto fue acusado de traidor y de Judas por, básicamente, haber cambiado su guitarra acústica por una eléctrica. Esencialmente el documento fílmico abarca cerca de 24 o 25 años de la vida del autor en poco más de 200 minutos. Pero no solo trata de Dylan, la primera parte es todo un repaso por la música folk y country de los años 50 y 60. El viaje de Dylan a New York en pleno apogeo de la literatura beat donde conoció al autor Allen Ginsberg (autor de Aullido) y a diferentes artistas, músicos y poetas que comenzaban a realizar actos espontáneos de actuación, improvisación, poesía, etc.

Me resulta un tanto entrañable toda esa parte de la historia donde el cantautor llega a un lugar donde encuentra un sitio para el, que parece que dicho territorio esta prácticamente hecho a su medida, la cantidad de artistas espontáneos (en buen sentido, no en el que ahora se cobijan muchos) y músicos conviviendo entre ellos, intercambiando opiniones y consejos, anécdotas, proyectos, me parece un escenario idílico. No se si el camino que ahora tiene el arte contemporáneo pueda volver a formar algo así de apetitoso, sugerente pero a su vez tan sustancial, alejando de la superficialidad y aparente intelectualidad que suponen tienen, cuando todo resulta ser algo insípido que produce malestar y cuestionamientos que llevan a un debate acerca del arte del futuro.

Tal vez tengo una identificación con el señor Zimmermam (verdadero apellido de Dylan) ya que también emigré de mi ciudad natal y todo el proceso de identificación y encuentro con mi ser lo realicé en Querétaro, por lo cual siempre estaré agradecido con este Estado. Dylan se fue de su pueblo por ser algo pequeño de “3 cuadras a la izquierda y 3 cuadras a la derecha” como dijera en la película. Creo que conmigo fue todo lo contrario, al ser la ciudad mas grande del mundo uno no deja de sentirse insignificante y sentir formar parte de una enorme masa en la que resaltar es mucho más difícil de lo que seria en otro Estado. He escuchado muchas criticas al DF acerca de que todo es rápido y la vida es tan veloz que no tienes tiempo para ti, por lo cual la idea de vivir allá resulta desagradable. Tal vez tengan razón, pero gran porcentaje de esos comentarios siempre vienen de las mismas personas que ven el festejo del Bicentenario como algo malo y que no hay nada que festejar. Visión negativa que quieren ocultar con realista es la que se encuentra en su panorama. Nada contra ellos, cada quien festeja lo que quiere y no por eso dejare de querer a todos mis amigos que piensen así. Aun así se que el país se encuentra en una situación un tanto precaria pero si el festejo es de México en general, ¿Por qué no festejar toda la historia de este país?, tenemos civilizaciones prehispánicas tan llenas de vitalidad y conocimiento, enormes paisajes naturales o creados por el hombre que bien merecen un festejo. Pues lo mismo, considero, que pasa con las criticas hacia el DF, ¿que es muy rápida la vida allá? claro, pero eso mismo hace que uno aproveche las oportunidades que se le presentan; muchas cosas que he realizado es por aprovechar esa hiperactividad que me dejo la ciudad de forma positiva. No me gusta hablar mal de las personas, pero fue aquí en Querétaro donde pude percibir ese conformismo y repulsión a diferentes responsabilidades, donde se prefiere mantener un estatus y no se ve hacia delante o hacia algo mejor.

Volviendo al tema principal (ya que no quiero que se piense que esto es un ataque a las personas de Querétaro, porque claro que no lo es) puedo decir que al igual que Dylan, sé que tengo algo, sé que mi trabajo es digno de verse, que mi trabajo me puede dar de comer y poder vivir de eso, que hago muchas cosas y como Dylan, cada una ira evolucionando hasta encontrar la que represente en forma y fondo todo lo que pienso. Por eso subo las fotos, los dibujos, los textos, etc. Porque se que me llevaran mas allá de donde puedo imaginarlo ahora.
Todo estos pensamientos son derivados de las mas de 4000 visitas que tiene este blog (aunque en realidad sean muchas más, ya que tuve un error al cambiar el contador y se reinicio el mismo) es debido a eso que decidí realizar un dibujo que represente la construcción de mi profesión como tal.

El dibujo fue realizado rápidamente con trazos cortos, jugando con las perspectivas y coloreado con acuarela.

Boceto.
Proceso.
Final.

A los más de 4000 visitantes no puedo más que darles las gracias y esperemos que todo el trabajo siga creciendo.


Saludos.

5 comentarios:

Crissant dijo...

Hola Alex (es ese tu nombre?),
Que tal?

Primeramente, muchas gracias por tu comentario.
Y respondiendo a tu pregunta, Carbonmade es una pagina que tu puedes hacer un portifolio, el problemas es que tu solo puedes poner máximo de 25 imágenes, eso para los usuarios que no pagan. Pero es muy sencilla de trabajar. No es una pagina donde la gente participa, como el blogger o flickr, es como un currículo visual. Pero bastante limitado.
Si, la recomiendo, hagas una prueba a ver si te gusta.

Pero conozco una pagina mejor para divulgar tus trabajos: Glossom. Te enviaré una invitación, vale?

Ahora sobre la peli, aún no la he visto, me gustaría mucho verla. Me encanta las pelis o documentales biográficos, que cuentan esas historias que se pasan entre los bastidores. Pero si he visto imágenes de ese concierto histórico de Dylan, increíble la rebelión que él ha causado por plugar una guitarra eléctrica.

Tu texto es buenísimo! Tus impresiones sobre todo eso es reconfortante para mi.

Bueno, llega de hablar.... :)

Un fuerte abrazo desde España.

Viajes.net dijo...

¡Buenas! Hemos visto que este blog también participa en los premios 20 blogs y nos hemos pasado para echarle un vistazo, nosotros también nos presentamos en la categoría de viajes http://lablogoteca.20minutos.es/blog-de-viajesnet-331/0/
Y no hemos querido irnos sin antes dejar un comentario.
Saludos y mucha suerte en el concurso, aunque la cosa está complicada...

Estefanía Goren dijo...

Me acuerdo de la primera vez que vi ese documental, es increible e inspirador, tiene toda la potencia del mismo Dylan.

A veces me pregunto, sobre todo en relación a la música y el cine si será posible que se formen movimientos y escuelas tan fuertes como los de otras décadas ya que últimamente todo parece tan acartonado (hay escasas excepciones, por supuesto)

Te felicito por tus dibujos y espero que los festejos del bicentenario hayan estado muy bien, en su momento los de Argentina me resultaron muy emotivos.

Saludos
Estefanía

cALEXico dijo...

Viajes.net: Muchas gracias por pasar a mi blog. Así es, andamos en las mismas competencias. Esperemos que haya mínimo un voto. De todos modos lo importante es que el blog se de a conocer y que más y más personas lo conozcan. Muchas gracias de nuevo, checare tu blog y te deseo la mejor de las suertes.

Estefanía: Concuerdo contigo, ahora considero que estamos en una etapa un tanto estancada con respecto al arte. No creerás la cantidad de veces que contradije a mi maestra de crítica de arte, la cual como amante del arte moderno, nos argumentaba las cualidades del arte conceptual y contemporáneo. Obviamente respeto sus gustos pero aun así no pudo convencerme con respecto a este arte.

Ojala que si se formen otras escuelas como en las vanguardias, aunque pues se corre el riesgo de que les pase lo mismo que a estas: se volvieron tan específicas que resultaron muy estrictas y limitadas que ocasiono que los mismos miembros dejaran sus filas para expandir las posibilidades.

Te felicito también por el Bicentenario, no dudo que hayan echado la casa por la ventana. Finalmente siempre se tiene que festejar y disfrutar de eso.

Saludos.

Luz de Gas RadioBlog dijo...

gran documental a mi también me gustó mucho


bueno y felicidades ahora por las visitas,jajaja