martes, 30 de agosto de 2011

Judas desde el interior I

Mi amiga Criss subió en su blog "Coloraysme", palabras hermosas derivadas de nuestro libro "JUDAS: Nacidos del Carrizo y del cartón", es por eso que para todas las personas que vean su blog y quieran ver algunas imágenes del mismo, repetiré las entradas que realice hace mas de un año en relación a la Quema de Judas.*

El pasado 14 de marzo fui invitado por Beto a tomar fotografías de la Tradicional Quema de Judas que se realiza en la Semana Santa. La cita era en el Municipio de San José de Iturbide en una comunidad cuyo nombre no recuerdo. El trayecto fue en un camión que me dejó en la comunidad deseada. Armado solo con mí cámara y unas pilas de repuesto, me dirigí pensando en que era mí primer reportaje fotográfico. El trayecto fue sin contratiempos, salir de la ciudad y recorrer la carretera a través diversos lugares desconocidos (para mi) me gusto en demasía y mí mente divago en diversos pensamientos mientras observaba la carretera adornada en sus costados por verdes paisajes y vastos cerros.

Llegue al lugar pactado donde fui alcanzado por Beto que me llevo al lugar donde se trabajaban los Judas que serian quemados en el mes de abril. Me presentaron a los presentes: Norma Esguerra, Juan Hernández y Zahid Bautista. Todos ellos, junto con Beto, ya con un camino recorrido en el oficio de revivir diferentes tradiciones.

¿Cómo empezar? ¿A que le debería tomar foto? ¿A los materiales? ¿Debería hacerles tomas generales que mostraran el trabajo en conjunto de todos ellos? Decidí finalmente centrarme en los detalles de la creación y dejar las tomas abiertas en un segundo lugar.

Robert Capa decía: “Si tus fotos no son buenas, no te has acercado lo suficiente”. Partiendo de eso y pensando en lo que quería mostrar decidí que las fotos tenían que ser lo mas explicitas posibles captando con los detalles la más amplia información.

Me llegó a la mente la idea de que las dos partes, ellos haciendo los Judas y yo tomando las fotografías, realizábamos una acción que lleva más de 150 años realizándose. Nicéphore Niépce por el año de 1827 comenzaba los primeros ejercicios en esto de la foto. La tradición de los Judas se remonta cientos de años atrás, incluso en el año de 1853 Santa Ana lo prohibió.
El trabajo que hicieron fue con calma, aunque el tiempo ya lo tenían encima, y para seguir siendo participe ayude a preparar el engrudo; la visión de una olla calentando algo mientras se revuelven los ingredientes me provoco hambre la cual seria apaciguada con la llegada de Andrea Palomino que trajo consigo un enorme plato de arroz que resulto ser como un pequeño oasis en ese día donde el hambre ya había comenzado su acto sin haber pasado por la tercera llamada.

La comida fue divertida y socialmente agradable, las anécdotas y recuerdos de los creadores de los Judas y sus vivencias eran acompañadas, aparte del arroz ya mencionado, por unos pedazos de tortas de carnitas y un pan casero que termino siendo uno de los mejores panes que he probado en mi vida. Fue tanto el gusto por estos pequeños panecitos, que de hecho tenían forma de panquecitos, que comí un segundo pan con una calma sorprendente mientras saboreaba cada uno de los mordiscos.

Terminada la comida el trabajo siguió durante algunas horas. Casi al final fue llevado a la cima del pequeño cerro que tienen ahí, donde la punta esta coronada por una cruz. Desde ahí se observaba una visión más amplia de San José de Iturbide. Tal vez la altura hizo que la platica fuera acerca del futuro confuso que nos espera a todos una vez que salgamos de la carrera.

Un poco mas tarde, me despedí de todos, mi trabajo ya había sido realizado y yo estaba a gusto con la labor cometida. Me invitaron una segunda vez para tomar fotos de la pintada de cada uno de los Judas pero me fue imposible.

Prometí regresar cuando fuera la quema.

El regreso fue rápido y mi cabeza de nuevo se perdió en un océano de pensamientos que llegaban de todos lados lo que tal vez provoco que esa noche durmiera extremadamente bien.

Les dejo las fotos y espero que muestren todo lo que tenia en mente.















































Saludos