lunes, 12 de octubre de 2009

12 de octubre

Ahora que Nanzy me acordó que hoy es 12 de octubre y que es el día de la raza, me he acordado, y uniéndolo mas a la compleja situación que andamos viviendo, con crisis en buena parte de los servicios, productos, menos chamba, etc, etc.

Hace un par de años leí un libro que se llama "Las venas abiertas de América Latina" a groso modo trata de todo lo que ha vivido América Latina desde la época del descubrimiento, conquista y a partir de ahí todo lo referente al saqueo y pobreza que hemos sufrido por la riqueza natural que tiene esta parte del mundo: oro, plata, petróleo, todo lo referente a lo agrícola (Rey Azúcar). No por algo el primer capitulo se llama “La pobreza del hombre como consecuencia de la riqueza de la tierra”.

Recomendable libro que a pesar de estar escrito en la época de los 70’s no deja de ser actual (obviamente con sus respectivos cambios, sobre todo en Cuba donde recién empezaba el gobierno de Castro).

Me tomo la libertad de copiar parte de la introducción del libro llamada: "Ciento veinte millones de niños en el centro de la tormenta."


"La división internacional del trabajo consiste en que unos países se especializan en ganar y otros en perder. Nuestra comarca del mundo, que hoy llamamos América Latina, fue precoz: se especializó en perder desde los remotos tiempos en que los europeos del Renacimiento se abalanzaron a través del mar y le hundieron los dientes en la garganta.

Pasaron los siglos y América Latina perfeccionó sus funciones. Este ya no es el reino de las maravillas donde la realidad derrota a la fábula y la imaginación era humillada por los trofeos de la conquista, los yacimientos de oro y las montañas de plata. Pero la región sigue trabajando de sirvienta. Continúa existiendo al servicio de las necesidades ajenas, como fuente de reservas del petróleo y el hierro, el cobre y la carne, las frutas y el café, las materias primas y los alimentos con destino a los países ricos que ganan consumiéndolos, mucho más de lo que América Latina gana produciéndolos. Son mucho más altos los impuestos que cobran los compradores que los precios que reciben los vendedores; y al fin y al cabo, como declaró en julio de 1968 Covey T. Oliver, coordinador de la Alianza para el progreso, “hablar de precios justos en la actualidad es un concepto medieval. Estamos en plena época de la libre comercialización...”


Eduardo Galeano
Las venas abiertas de América Latina"
SIGLO XXI EDITORES
pag.- Creo que por ahí de 350, no recuerdo


Recomiendo este libro, un verdadero resumen de nuestro maltratado continente.

No hay comentarios: