lunes, 19 de octubre de 2009

Más fotos

El tiempo pasa y el clima cambia, el frió y lluvia de estos últimos días me ha provocado una gripe maldita (aunque también admito que el sábado me bañe con el agua helada) pero a pesar de estar enfermo no tengo nada grave, solo mas sueño que de costumbre, sueño que trae consigo visiones oníricas cada vez mas confusas pero que me dejan una sensación de entera satisfacción.

Explico: de la escuela a mi casa, el camión hace alrededor de 40 o 50 minutos. ¿Esto que significa? Pues que son mínimo 30 minutos de una deliciosa pestañita que me recupera un poco de lo pesado del día. Pero en la mayor parte de los casos en verdad no caigo en un sueño profundo, más que nada es un momento en que estoy consiente de lo que sueño pero tampoco estoy enteramente dormido, escucho el camión, la música que trae el chofer, etc. Como si estuviera entre estos dos mundo a la vez, cruzando una línea que divide el medio campo en una cancha de fútbol.

Entre las cosas que sueño los mas recurrentes son diálogos entre 2 personas, por lo general gente de mas de 40 años, que platican acerca de temas que, en su mayor parte, desconozco. Todo esto se desarrolla en un ambiente tipo película ya que estas visiones vienen acompañados de diferentes tipos de encuadres cinematográficos. Por ejemplo: Una vez soñé un dialogo entre 2 señores que dialogaban acerca de la traición de un tercero el cual formaba, junto con estos 2, una especie de negocio sucio, la platica se desarrollaba en una locación desértica, sus asientos eran unas piedras y su mesa una piedra mas grande y plana sobre la cual se encontraban unas cartas de alguna baraja, botellas de cerveza vacías y cigarros sobre ceniceros. En cierto momento se escuchaba la cerca que era trozada por un trío de niños que entraban de contrabando, cada uno con 2 caguamas en la mano, el primero que entro al ver a los señores con las manos arriba, deja caer las botellas tronando de forma estridente en el suelo. Salen corriendo, la cámara se mueve y se coloca debajo de la perta en un ángulo contrapicado y sobre la lente de la “cámara” cae cerveza que se quedo derramada sobre la cerca. Tal como una western.

Extraño, como el otro sueño de personas que hablaban de términos legales y judiciales los cuales desconozco y no logro recordar tantas expresiones que usaban.

Bueno dado que ciertas tomas eran como muy cerca, osease como extreme close-up, me acorde de estos sueños cuando vi las fotos que me mando Beto las cuales son tomas a 3 amigos de la escuela. Las demás son fotos que me gustan como se ven.

En resumen, los sueños que tengo en los camiones son una fuente inagotable de ideas.












Por cierto, el 11 de noviembre es mi primera exposición de fotografía. No se les vaya a olvidar.

2 comentarios:

hh dijo...

en dónde m tomast esa foto!??!.. hahahahaha.. no mAa... hahahahah hasTaaa sensuaaL m veoo!! jojjojo ñ_ñ

Niña HonwO dijo...

Hum los caminos tenebrosos a dibujo, meeeyo mucho meeeyo, aahhgg bueno bueno espero que te guste lo que armé para tus recuerditos de XVañera de tu expo hahaha