martes, 3 de noviembre de 2009

Ejercicio 2

La luz del sol por fin entra por la ventana. Al parecer será un día soleado, tal y como a ella le gustan. Durante mucho tiempo había sido partidaria de los días nublados, pero hubo un cambio en su pensar cuando su novio decidió terminar la relación que tenían. Al principio no le afecto, no era la primera vez que le pasaba algo similar (ni la ultima, pero eso ella no lo sabia) pero 3 semanas después descubrió en una fiesta, la primera que había ido después de su rompimiento sentimental, que su ahora ex-novio había decidido cambiarla por otro hombre. Fue un duro golpe en su estado anímico, como si todos los cimientos sobre los que descansaban sus ideas hubieran sido construidos con materiales de mala calidad y eso provocaba el desplome. Su depresión duro 3 semanas, durante los cuales apenas comía, apenas dormía, apenas pensaba, apenas vivía. Un día el clima cambio y con el, el estado anímico de Yolanda.

El sol ahora entra a la habitación e incluso un poco mas.

Nadie pregunto por su repentino cambio. Al parecer todos sufrieron su tristeza y eso provoco que no se hablara más del asunto. Nadie quería recordarle esas 3 semanas. Ella no habló del tema, solo notaron cambios en su conducta, en sus gustos, en sus decisiones, entre ellos, su gusto por los días soleados.


No hay comentarios: